La Animación Sociocultural (ASC) se constituye como un elemento favorecedor de la integración de la persona en diferentes núcleos de convivencia, aportándole actividades de ocio y la ocupación del tiempo libre. La ASC es muy importante en cualquier proceso de adaptación, ayuda a mantener la autonomía personal, previene el sedentarismo y la inactividad, facilita la integración en el entorno social y es un precursor en el establecimiento de nuevas redes sociales.