Aumentar los años de vida libres de incapacidad es uno de los principales objetivos de la geriatría.

La dependencia de la persona mayor no es una consecuencia inevitable del envejecimiento. La prevención y promoción de la salud protegen de la dependencia funcional y aumentan la calidad de vida de nuestros mayores. El paso de los años hace que perdamos facultades físicas que dificultan las actividades de la vida diaria y la funcionalidad de la persona. No hay una fórmula mágica para evitarlo, pero sí está probado que el mantenimiento de dichas actividades, el entrenamiento y en numerosas ocasiones el re-entrenamiento de estas facultades convierten la vida del Mayor en un nuevo motor y aliciente.

En nuestros Centros actuamos en la prevención de las enfermedades para prevenir la pérdida de la función que produzcan. Garantizamos una asistencia integral y continuada que detecta los cambios que se producen en la valoración funcional, desarrollando programas específicos para prevenir la dependencia funcional. Tras el diagnóstico y evaluación del paciente, el fisioterapeuta elabora el plan de tratamiento prescribiendo el número de sesiones y metodología a seguir.

Desde la Unidad de Rehabilitación, buscamos la mayor recuperación de la capacidad funcional mediante la combinación de técnicas de terapia manual, electroterapia, termoterapia y ejercicio físico. Este servicio está dirigido a la rehabilitación de pacientes en procesos incapacitantes debidos a patologías del aparato locomotor, del sistema nervioso, cardiovascular, respiratorio, etc. La Fisioterapia desde nuestros centros pretende, mediante diferentes técnicas, aparatos, materiales y conocimientos, el tratamiento bien a corto o largo plazo de una patología específica.

En los Centros podremos encontrar todas las atenciones medico asistenciales en un entorno adaptado para el Mayor. Los distintos programas de intervención que se llevan a cabo persiguen la actividad física y cognitiva haciendo del día un momento entretenido y fructífero.

Valoración del paciente

El primer paso sería una evaluación de las facultades físicas de la persona. Aquí se estudiarían movilidad, fuerza, elasticidad, etc.

Plan de intervención: sesiones individuales o colectivas

En esta fase se rivalizaran por parte de los expertos: o Tablas de gimnasia adaptadas. o Actividades en el gimnasio de reentrenamiento de funcionalidad y marcha. o Talleres de memoria, atención, cálculo, orientación en tiempo y espacio. o Atención psicológica para el mayor y la familia. o Actividades lúdicas: bingo, bolos, excursiones, manualidades.

Seguimiento del paciente

De forma continuada en el tiempo se realizaran todos los ejercicios marcados en el plan de intervención

Evaluación del paciente

De forma periódica se analiza la situación de la perdona para ver avances o modificar el plan de intervención.

¿Que servicios te ofrecemos para tu necesidad?

Las distintas disciplinas de la geriatría (Médica, psicológica, fisioterapeuta, terapia ocupacional, enfermería etc.), aportan múltiples posibilidades de tratamiento, siempre orientadas a la prevención y en beneficio de la funcionalidad tanto física como cognitiva del mayor.
Estas intervenciones se adaptaran siempre a su perfil y necesidades y proporcionan al centro un valor añadido, haciendo del mismo un lugar activo

+ Programas

Las distintas disciplinas de la geriatría (Médica, psicológica, fisioterapeuta, terapia ocupacional, enfermería etc.), aportan múltiples posibilidades de tratamiento, siempre orientadas a la prevención y en beneficio de la funcionalidad tanto física como cognitiva del mayor.
Estas intervenciones se adaptaran siempre a su perfil y necesidades y proporcionan al centro un valor añadido, haciendo del mismo un lugar activo