Aquella estancia que no supera los seis meses de permanencia en el centro es considerada estancia temporal.

En estas estancias se puede ocupar cualquiera de los tipos de habitación de las que disponen nuestros centros y a su vez de toda la atención en cuanto a cuidados socio sanitarios. Es la opción más recomendada para aquellas personas que necesitan pasar un tiempo de recuperación tras intervención quirúrgica, rehabilitaciones de cadera, rodilla, hombro etc. Es una manera de tomar contacto a través de un periodo de prueba en busca de la adaptación.

Solución para descargas familiares o periodos vacacionales de los cuidadores principales o incluso acontecimientos familiares o laborales que requieren de un traslado fuera de la provincia y éste puede ocasionar un trastorno en la actividad diaria del Mayor.