Los síndromes geriátricos son un conjunto de manifestaciones clínicas originadas por enfermedades de alta prevalencia en las personas mayores y que frecuentemente son el origen de incapacidad funcional, cognitiva y social. Estas manifestaciones clínicas son justificadas erróneamente cómo propias de la edad.