MENÚ
Inicio / Blog - Salud del mayor / Cómo mejorar el suelo pélvico de las personas mayores
Ranking de residencias de ancianos en Madrid

Blog

Cómo mejorar el suelo pélvico de las personas mayores

Nuestros centros geriátricos encabezan el ranking de residencias de ancianos en Madrid y, en gran parte, es debido a la amplia variedad de servicios especializados con los que contamos para cuidar la salud de los mayores.

Además de disponer de programas específicos para prevenir enfermedades, en nuestros centros llevamos a cabo la preparación previa y la rehabilitación posterior de intervenciones qurúrgicas. Por otro lado, nuestro equipo cuenta con gran experiencia atendiendo los llamados “síndromes geriátricos” entre los que se encuentran algunos tan variados como las fracturas por caídas, la depresión, el deterioro cognitivo o la incontinencia urinaria.

Este último trastorno, las pérdidas involuntarias de orina, tiende a ser muy frecuente a partir de cierta edad, especialmente entre las mujeres. Y aunque siempre es necesaria la consulta con un experto en urología, la realización de una serie de ejercicios orientados a fortalezar el suelo pélvico pueden minimizar estas incontinencias.

Motivos que provocan las pérdidas de orina

El envejecimiento es uno de las principales causas que se encuentran tras las pérdidas de orina y, en la actualidad, se estima que hasta un 50% de los ancianos que habitan en una residencia de la tercera edad las sufren. Suele ser más común en el caso de las mujeres y en aquellos varones que han tenido problemas de próstata.

Pero el envejecimiento no hace más que agudizar las verdaderas razones que se encuentran tras este molesto problema. Comenzando porque a cierta edad resulta difícil que la uretra se conserve en la posición correcta, yéndose a planos inferiores y provocando pérdidas de orina, especialmente cuando se realiza algún esfuerzo.

También es bastante frecuente que una persona mayor sufra lesiones en el esfínter uretral lo que provoca una pérdida de orina porque el elemento que debe “cerrar” el conducto por el que sale la orina, no lo hace plenamente.

Y obviamente, las lesiones neurológicas como un ictus o una demencia senil, dan lugar a derórdenes cerebrales que en muchas ocasiones tienen respuestas periféricas que afectan a la contención de la orina.

Si a eso unimos, en el caso de las mujeres, los partos complicados o las sucesivas inflamaciones o infecciones locales (ciscitis) que tienden a sufrir, el resultado es un problema para evitar que se escape la orina en mayor o menor medida.

Ejercicios de suelo pélvico

Y aunque tal y como señalábamos al comienzo del post, es necesaria una consulta a un médico especialista con el consiguiente tratamiento si fuera necesario, sí existen ejercicios orientados a fortalecer el suelo pélvico que pueden ayudar a minimizar este problema.

Junto a ellos, también resulta determinante reducir el consumo de sustancias que estimulen la vegija (alcohol, cafeína, diuréticos…), combatir el estreñimiento, evitar la obesidad para reducir la presión intraabdominal y acostumbrarse a orinar sin ejercer presión que dañe los músculos del suelo pélvico.

Aunque para eso, resulta muy importante la práctica de los llamados ejercicios de Kegel, que en nuestros centros, presentes en lo alto del ranking de residencias de ancianos en Madrid, están adaptados a la edad y circunstancia de cada anciano.

Con estos ejercicios se persigue fortalecer los músculos del suelo de la pelvis para que así, órganos como la uretra, la vegija, el recto… permanezcan protegidos y en su sitio, sin deslizarse hacia abajo, algo que favorecería la aparición de episodios de incontinencia urinaria.

Contraer y relajar el músculo pubcoccígeo (el principal del suelo pélvico) es uno de los más sencillos de realizar. Como este músculo es el que se utiliza para impedir la salida de la orina, podemos decir que trabajar este músculo consiste principalmente en realizar cortes en la orina, parando y continuando a lo largo de una micción las veces que sea posible (mínimo 10). Este ejercicio también puede hacerse en cualquier momento del día, mientras estamos sentados viendo la televisión, bastará con contraer y soltar el músculo que controla nuestro pis para estar fortaleciéndolo.

Está comprobado que la fisioterapia con ejercicios de suelo pélvico resulta muy efectiva para combatir los problemas de incontinencia y minimizar las consecuencias de esta patología. Por eso están incluidos en los servicios y actividades que realizamos en los centros del Grupo Los Nogales.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

residencias de ancianos en madrid

La vista en las personas mayores

Detectar y prevenir las distintas problemáticas de salud asociadas al envejecimiento es una prioridad en nuestras residencias de ancianos en Madrid. Las relacionadas con la visión se encuentran entre las más relevantes, habida cuenta de...

Residencia para mayores en Madrid

La apatía, más peligrosa cuando afecta a los mayores

Hoy retomamos la actividad de nuestro blog después de un parón estival que se ha prolongado un poco más de lo que nos hubiera gustado. Pero aquí estamos, dispuestos a dar continuidad a una sección...

configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.los-nogales.es. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: